LEGISLACIÓN.

En nuestra Comunidad Autónoma, encontramos regulado el acto de "mediación" en el ámbito educativo a través de la Orden de Mediación de 27 de junio de 2014, donde se establecen los medios y actos referentes a la misma dentro del sistema educativo canario.


Por otro lado, el Decreto 114/2011, de 11 de mayo, establece y regula la convivencia en el ámbito educativo de la Comunidad Autónoma de Canarias, donde se enmarcan, entre otros, los derechos y deberes de todos los miembros de la comunidad educativa a nivel general regional, teniendo en cuenta que marca el camino a seguir a cada Centro Educativo dentro de sus propias normas de régimen interno.


En nuestro centro educativo, CIFP César Manrique, podemos encontrar las normas de régimen interno en el Plan de Convivencia establecido por la comunidad educativa para la mejora de las acciones y funcionamiento de nuestro entorno educativo y laboral.


ALUMNOS.

En este proyecto, y durante el presente curso escolar, podrán participar de las actividades a realizar todos los alumnos integrantes del Centro.

 

Cada actividad irá enfocada a un grupo de alumnos concretos, los cuales serán invitados a las mismas previo aviso a sus tutores o profesores que les impartan clases durante la realización de las mismas.


PROFESORES.

Los profesores serán informados de las diferentes actividades a realizar con antelación para que éstos puedan organizar sus clases en función de las horas o sesiones  a ocupar por las actividades del proyecto.

 

Debemos tener en cuenta que algunas serán realizadas en el propia aula específica del grupo de alumnos o podrán realizarse en un espacio acorde a la actividad, teniendo en cuenta el número de alumnos invitados a la misma.


COMUNIDAD EDUCATIVA.

El objetivo es fomentar un buen ambiente de convivencia en nuestro entorno laboral. Para ello se trata de implicar a toda la comunidad educativa de la importancia que para el buen funcionamiento tiene la conciliación ante cualquier problema surgido entre los miembros de la misma.

 

Debemos de tener en cuenta que en toda comunidad donde conviven tantas horas un número elevado de miembros, puede surgir el conflicto de forma espontánea. Es fundamental detectar los mismo y poner freno a toda actitud negativa por parte de cualquier miembro de la comunidad.

 

Desde aquí invitamos a todos a tener hábitos de trabajo y de convivencia lo más positivos posibles en cada momento

.